CERES
Siguenos en You Tube
Blog de Ceres
Perfil de LinkedIn
Sguenos en Instagram
Perfil Pinterest
Sguenos en Twitter
Nuestra FanPage de Facebook
Newsletter
¿Cuáles son las ventajas de un plan de comunicación interna?

 

 

¿Por qué es recomendable tener un plan de comunicación interna?

La comunicación de una empresa es un aspecto muy importante en el desempeño de su actividad, lo que ocurre es que a veces sólo se comunica hacia fuera y nos olvidamos de comunicar hacia dentro, donde se encuentra el verdadero motor de la empresa. Resumimos en siete puntos qué ventajas tiene un plan de comunicación interna.

  1. Centrarse en el núcleo de la empresa. Los empleados son las piezas clave del funcionamiento de una empresa, así que cualquier acción destinada a ellos ayudará al crecimiento del conjunto. 

  2. Comunicar dentro para comunicar fuera. El plan de comunicación externa no es la única forma de proyectar una imagen al exterior. Los empleados hablan de su trabajo fuera de él entre sus círculos sociales, por lo que unas buenas condiciones repercutirán favorablemente en esas conversaciones. 

  3. Caminar hacia una meta común. El empleado necesita conocer cuál es el estado de su empresa, en qué está trabajando, qué problemas tiene en el momento, cuáles son los objetivos a corto, medio y largo plazo… Así podrá trabajar con conocimiento de lo que ocurre a su alrededor y ayudar a alcanzar las metas propuestas sorteando los obstáculos.

  4. Sentir la empresa como propia. Uno de los objetivos más importantes de la comunicación interna es el desarrollo de un sentimiento de pertenencia en el trabajador. Su rendimiento será mucho mayor que si cree que está de paso y no valora los éxitos y las derrotas como suyos. 

  5. Ser coherente con las acciones. No hay que olvidarse que la comunicación interna es sólo una parte, la otra es la forma real de actuar de la empresa. Ante todo, hay que ser coherente con lo que se comunica: hacer lo que se dice. De lo contrario, la comunicación interna será contraproducente. 

  6. Aprovechar el feedback. Comunicar implica tener una respuesta, sino estamos hablando de informar. Este feedback puede ser muy valioso para resolver problemas, modificar situaciones incómodas, etc.

  7. Utilizar las nuevas tecnologías. Aunque el formato físico todavía siguiendo útil, las nuevas tecnologías permiten otro tipo de formatos, como redes sociales especializadas, foros de debate o intranets, que tienen una mayor interacción entre sus usuarios.

Para llevar a cabo una correcta comunicación interna, existen muchas herramientas, cada una se adapta mejor a un tipo de empresa que a otra, según su actividad y su tamaño. Éstas son algunas de las más importantes:

  1. Manual del empleado. Cada empresa tiene su propia historia, cultura, normas,  costumbres, forma de organizarse... Este documento es ideal para que los empleados conozcan en profundidad dónde están trabajando. 

  2. Newsletter. La empresa evoluciona con el tiempo y en estas publicaciones periódicas se cuentan noticias relacionadas con ella para que los trabajadores estén al día. Pueden ser digitales o no, según el tipo de empresa.

  3. Circulares. Éstas pueden hacerse llegar en papel o digital y sirven para comunicar algo que incumbe a toda la empresa, como cambios de normativas o convocatorias.

  4. Reuniones. A veces es complicado cuadrar agendas y hay falta de tiempo, pero siempre es útil tener conversaciones cara a cara y discutir sobre el progreso de los proyectos. 

  5. Buzón de sugerencias. Para hacer partícipes a los empleados de las decisiones de la empresa es bueno permitirles hacer escuchar sus opiniones y que éstas tengan su efecto en el funcionamiento de la organización.

  6. Intranet. Aprovechando la tecnología actual, esta red interna permite tener acceso y compartir toda la información de la compañía y también funciona como una plataforma de comunicación entre los empleados.

  7. Celebraciones, viajes o convivencias. Se puede organizar una comida o un retiro de un par de días para celebrar algún logro de la empresa y así crear lazos más fuertes de unión entre los empleados. 

  8. Cursos de formación. Los conocimientos y las tecnologías van evolucionando, por lo que es necesario que los empleados se sigan formando.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de formas de comunicación interna. Os invitamos a que nos contéis cuáles son los vuestros.

Si necesitas que te ayudemos con la comunicación interna de tu empresa no dudes en solicitarnos presupuesto sin compromiso alguno. Hemos realizado Manuales de Incorporación del Empleado/a para grandes empresas como Emasesa o Cosentino, y newsletters para Ángel Camacho y la Fundación UPO, entre otros.